Me mata la curiosidad

Uno de las mayores motivaciones de los héroes es la curiosidad, la intriga, la pregunta. Los héroes cuestionan la realidad que los rodea, examinan en razones no evidentes y piensan que vale la pena preguntarse por qué las cosas son como son. A partir de allí surge la aventura y la hazaña que los convertirá en verdaderos héroes.