Del odio al amor

Los primeros amores muchas veces comienzan mal. Quizá eso de “te odio” sea parte del proceso de conquista. A continuación, dos buenos ejemplos.

Agustín es un tipo honesto

Agustín es un tipo honesto

No le gustan las vueltas ni que lo molesten. Sí, es ciertamente un antipático. Con toda su hostilidad, viaja de vacaciones a las sierras de Córdoba y, con toda su hostilidad, conocerá a Mora. Agustín y Mora no comenzarán con el pie izquierdo, pero el amor sabrá disipar cualquier conflicto.Leer más

Hacete amiga del que echa fuego

Hipo es vikingo, pero un vikingo diferente a los otros. Mientras todos los vikingos luchan contra el ataque de los dragones, Hipo decide hacerse amigo de estos peligrosos seres. Astrid no lo entiende, lo rechaza hasta que descubra lo que Hipo ha logrado con los dragones. Ver más